La Coordinadora Andalucía con Palestina aplaude la decisión tomada por el Ayuntamiento de Cádiz de cancelar la muestra de cine Israelí que comenzó el pasado martes 26 de septiembre en el Espacio de Cultura Contemporánea (ECCO) y que tenía previsto finalizar el próximo viernes 29.

La muestra de cine Israelí contaba con la participación de la embajada de Israel en España y se producía en dependencias municipales, lo cual entraba en conflicto con los acuerdos aprobados por el gobierno de la ciudad de evitar contribuir al lavado de imagen de Israel a través de la cultura. Tanto es así que al acto de apertura estaba prevista la asistencia del director de proyectos culturales de la Embajada israelí en España, Jesús Arcos García.

El pasado 12 de agosto de 2016 el Ayuntamiento de Cádiz aprobó en Junta de Gobierno la adhesión a la campaña Espacio Libre de Apartheid Israelí (ELAI), comprometiéndose con la campaña internacional de Boicot, Desinversiones y Sanciones al Estado de Israel (BDS) por el incumplimiento de derechos humanos y legislación internacional contra el pueblo palestino.

La presencia de los representantes de un Estado que practica la colonización y el Apartheid continuado a la población que tiene bajo ocupación, tal y como afirma Naciones Unidas, en un espacio público no es casualidad. En los últimos años el gobierno de Israel ha destinado ingentes cantidades de dinero para promover la propaganda (hasbara), con el objetivo de combatir a una opinión pública cada vez más consciente de que solo las acciones de boicot a Israel pueden promover una solución justa para la región.

La Coordinadora ‘Andalucía con Palestina’ pide a las administraciones que estrechen su vigilancia en lo que tiene que ver con los actos culturales, acuerdos comerciales e institucionales en los que esté implicado el Estado de Israel. Éste busca normalizar su situación de excepcionalidad a través del uso de las instituciones públicas para legitimarse y proyectar una imagen falsa. Pedimos con ahínco no participar en este lavado de cara de un régimen de ocupación, colonización y apartheid.

En nuestro país, más de 60 administraciones públicas se han declarado Espacios Libres de Apartheid Israelí (ELAI), como es el caso del Ayuntamiento de Cádiz, comprometiéndose a no contribuir al mantenimiento de una situación de vulneración de los derechos humanos a través de acuerdos comerciales o institucionales.

A través de esta cancelación, el Ayuntamiento de Cádiz cumple con sus obligaciones internacionales relativas a no reconocer, ayudar o prestar asistencia en la comisión de actos o en el mantenimiento de la situación creada por estos, asegurando el respeto por el derecho internacional y los derechos humanos.

Israel no es amigo de la cultura. Desde los inicios de la ocupación hasta nuestro días, el Estado sionista ha cerrado decenas de centros culturales, teatros y salas de exposiciones, ha detenido a artistas, cantantes, poetas, músicos y cineastas. Ha torturado a periodistas y escritores y ha impedido que muchos de ellos puedan asistir a eventos culturales internacionales. Israel arrasó el centro cultural Sakalil Sakakini en Ramala, demolió el teatro de la libertad de Jenin, clausuró el Centro Cultural Nidal, financiado con ayuda española e ilegalizó a grupos de teatro como el Al-Founoun. Artistas e intelectuales lanzaron en 2005 una llamada de solidaridad internacional pidiendo a la sociedad civil e instituciones sumarse a la campaña de boicot, desinversiones y sanciones (BDS) contra el apartheid israelí. Una década más tarde, el BDS se ha convertido en la campaña global de derechos humanos más importante del momento.

+ contacto: andaluciaconpalestina@gmail.com